La ineficacia de la Ley de Tasas

Ineficacia de la Ley de Tasas.

La Ley de Tasas ha sido finalmente publicada en el BOE de 21 de noviembre. Sin embargo no se ha dictado ni la Orden del Ministerio de Hacienda que regule el procedimiento de pago con el suficiente detalle, ni se encuentra disponibles los impresos para el pago de las tasas.

Resulta sorprendente que el Ministerio de Justicia no haya previsto esta circunstancia, y se vea obligado a comunicarlo a través del Subsecretario de Justicia a las 21,00 del día en que se ha publicado la Ley, cuando faltan tan solo unas horas para su entrada en vigor. Esta situación supone una precipitación que se añade a los múltiples problemas que plantea esta Ley, que ha sufrido innumerables críticas.

En este supuesto se trata de una Ley que ha entrado en vigor, pero que, para ser eficaz, está necesitada de actividad intermedia[i] (desarrollo reglamentario, preparación de impresos). Ahora bien, la Orden Ministerial que se dicte no podrá tener efectos retroactivos, pues el artículo 9.3 de la Constitución, y el artículo 62.2 de la Ley 30/1992 prohíben la retroactividad de las disposiciones restrictivas de los derechos individuales.

En consecuencia, no será exigible el pago de la tasa hasta que no se dicte la Orden de desarrollo y estén preparados los impresos, sin que se pueda requerir del pago a las demandas presentadas desde la entrada en vigor de la Ley, pues ello supondría un efecto retroactivo de una disposición desfavorable.


[i] VILLAR PALASÍ, J.L. VILLA EZCURRA, J.L.  Principios de Derecho Administrativo I, UCM 1992 (págs. 286 a 289) y VILLAR PALASÍ, J.L. Curso de Derecho Administrativo Tomo I Introducción, Teoría de las normas y grupos normativos Universidad Complutense, 1972 (págs. 320 a 325)